Cuna ancestral 4: Misak

Julieth Morales vive y trabaja en Popayán. Sus procesos devienen de su experiencia de la intersección del género y la etnicidad, como mujer indígena misak (guambiana). Valiéndose de su cuerpo como medio denunciante, la artista transgrede tradiciones culturales por medio de diversos medios como el performance y la fotografía, todo esto se refleja en su búsqueda ancestral. Estudiante de artes plásticas de la Universidad del Cauca, la artista reformula ritos tradicionales de su comunidad de manera crítica, con el cuerpo como medio denunciante. La obra de Morales representa la exploración de una existencia híbrida, de su identidad como mujer misak en un contexto de occidentalización. Como artista, Morales busca la reclamación de su propia existencia, como mujer indígena que desafía, o mejor, replantea la tradición y de sus ancestros.