Serán 35 capítulos que motivarán un carrusel de emociones entre los televidentes; en los que la tristeza de los concursantes eliminados, contrastará con el sueño realizado de estar frente a un gran jurado, que también sorteará el equilibrio entre la impotencia y la intención de querer grabar con algunos de los que deben abandonar el concurso.

Solo tres avanzan a la gran final, luego de una selección para la que se inscribieron 2172 personas de diferentes partes del país, como también de Estados Unidos y Europa. De martes a viernes (9:15 p.m.) y los sábados y domingos (8:40 p.m.), desde este 10 de noviembre, nos sumergiremos en el mundo Yo Soy Popular, el reality de Telepacífico.

Con la insatisfacción a cuestas, pero con el convencimiento de haberlo dado todo, abandonan progresivamente el concurso una gran mayoría de los participantes. Allí es cuando aflora la sensibilidad del jurado: Dora Libia, apesadumbrada, no puede contener las lágrimas; Luisito Muñoz, contrariado porque algunos de los que consideraba que merecían avanzar a la siguiente fase, se deben ir; mientras que Jhonny Rivera, insiste que no es el fin, que no dejen de luchar, de soñar. Así es como de 90 concursantes que llegan a las audiciones, a cantar a capella, avanzan 54 a la fase de covers; luego, 36 a los duetos; 18 a la ronda de génesis popular, seis a las semifinales, y tres a la finalísima; última instancia a la que escalaron David Cárdenas, CoCo y Julián Quevedo, el año anterior, en la primera temporada del concurso.


“Buscamos voces originales en la música popular, y que tengan presencia, carácter, proyección artística en el escenario; una auténtica puesta en escena. A la par del talento, es muy importante el corazón humilde de los concursantes”, comenta Carmen González, asesora vocal de Yo Soy Popular, donde además de la debida interpretación de las canciones, se valora en los participantes, el histrionismo, las historias de vida, la genuina manifestación de la génesis popular.

Yo Soy Popular, en su segunda temporada, lucirá de etiqueta, con presentaciones en el majestuoso Teatro Municipal ‘Enrique Buenaventura’, en Cali; lo cual supone un agregado más para los concursantes. Muchos de ellos, habitantes de zonas rurales y trabajadores del campo, a quienes la pandemia no les limitó sus rutinas laborales; contrario a otros de los participantes, que realizan presentaciones de tríos o con mariachis. “El estar en un teatro, le ha dado un toque de luces, entre lo moderno y lo ancestral, a la música popular, que ha sido de otros escenarios”, reconoce el cantante Jhonny Rivera.

Resonarán las trompetas, las guitarras, el piano, el acordeón, el bajo, el requinto… los recitales se repetirán durante cuatro días de la semana, a través de Telepacífico y las cuentas de redes sociales. Los Emisarios, agrupación de planta de Yo Soy Popular, garantizarán la diversión. “Tenemos que tener una preparación muy exigente. Hay mucho talento entre los participantes, lo cual, además de la excelente producción, ha hecho que el concurso se posicione entre uno de los mejores en el orden nacional, con un género netamente popular, que es referente en el país. Entonces, tiene que haber un grupo que esté a la altura, para acompañar las excelentes voces que vienen a cumplir sus sueños”, sostiene Ancizar Fernández, productor musical y director de Los Emisarios.

“Ojalá el programa sea una ventana. Hay mucha gente joven interesada en la música popular, pese a que es un género de antaño. También, amas de casa, adultos mayores; personas que luchan con graves enfermedades, campesinos; hay mucho talento”, manifiesta Juan Carlos Díaz, director general del concurso, que para esta oportunidad, además, tendrá como novedad los contenidos transmedia. A parte de los 35 capítulos que se emitirán en pantalla, los seguidores del reality, disfrutarán de 20 episodios web, sobre la génesis de la música popular. Entre el universo digital que ofrece la nueva temporada, también se mostrarán en pantalla los códigos QR, que permitirán trasladarse a la web, para disfrutar de más contenidos.

Desde este martes, a cantar, a disfrutar, a vibrar y hasta a sufrir, en las diferentes fases de eliminación, con el talento de los concursantes y con las deliberaciones del jurado. Veremos el alumbramiento de las nuevas figuras de la música popular. “Dios nos ilumine y permita que los artistas que vayan superando los filtros sean los mejores. Esperamos una voz maravillosa, que represente el ADN de la música popular”, apuntó Dora Libia.

(316)

Con ustedes, la mayor ‘vitrina’ de la música popular en Colombia

|