La Mirada de los Condenados

Cali, diciembre de 1984. Sobre la Plaza Caycedo, se erige el edificio Otero. En un costado se encuentra la oficina del One Club, entidad crediticia donde trabaja Charo y otras jóvenes empleadas. Cuando llega tarde a una reunión, una mala noticia la espera. Para despejar la mente y subir los ánimos, Charo invita a Rosa, Raquel y sus demás compañeras de trabajo a quedarse a decorar la oficina. Bajo la vigilancia de un joven guardia, aquella noche decembrina terminará con una oscura sorpresa cuando reciban una inesperada visita.

(3688)