Zapata, El Gran Putas

Una tarde frente a la bahía de Santa Marta, Manuel Zapata Olivella contó que mientras escribía CHANGÓ, EL GRAN PUTAS, sintió la necesidad de ir al África, el punto de partida de esa diáspora brutal que empujó a millones de seres humanos como esclavos a las Américas. El proceso creativo le pedía ese viaje a la tierra de los ancestros, pues le urgía atar muchos cabos sueltos sobre la saga que venía investigando hacía más de 20 años para su novela.

Allá empezaba la historia que se proponía recabar contra el olvido. Sus múltiples lecturas, sus andanzas por los universos afroamericanos y el trato con los más destacados intelectuales y artistas negros del siglo XX, lo llevaron a la profunda convicción de que en los horrores de la travesía trasatlántica venía incubada la resistencia, la lucha por la libertad y la solidaridad, circunstancias que los africanos enfrentaron con sus dioses y sus lenguas hasta donde les fue posible.

Esta obra mágica será el camino por el cual se retratará la vida de  Zapata Olivella y el universo socio cultural de la presencia afro en Colombia. Zapata Olivella asistió la construcción de un imaginario estético y sociológico de la diáspora negra en el país.

Siguiendo sus pasos reconstruiremos ese camino. Además de un perfil, esta será la semblanza de la presencia Afro en Colombia. Su vital presencia, sus tragedias y la actualidad.

(289)