ADN Sorprendente: Javier Ortiz Cassiani

La historia debe ser vuelta a contar. Se debe escuchar otras voces y es otra la lectura que se debe dar a los textos escritos y otras interpretaciones se deben dar a las narraciones de la historia oficial.

Las comunidades afrodescendientes tienen una historia que contar en sus propios términos. Para eso entonces debe darse un proceso de etno-educación que posibilite la construcción de una cultura afro basada en su auto-reconocimiento y empoderamiento; y que promueva la dignificación de las comunidades y los grupos afrodescendientes a la hora de construir los relatos y dejar los testimonios de su desarrollo histórico.

La Escuela es uno de los espacios de construcción de sociedad más importantes. La construcción del patrimonio educativo, está marcada por un proyecto político social, resultado de complejos procesos históricos entre vencedores y vencidos. Los paradigmas en los que se basan los preceptos de la educación escolar, están diseñados para mantener un orden listo a ser subvertido en aquellos renglones en donde la discriminación, la segregación y el racismo, hagan del modelo, un proyecto social de nación totalmente inviable.

(93)